Las restricciones al tráfico en Bolivia acaban en disturbios