La solidaridad ciudadana atiende en Bruselas a cientos de refugiados