Los recién nacidos, en cajas de cartón en un hospital de Venezuela