Los rebeldes prorrusos liberan a cuatro de los ocho observadores de la OSCE