Los rebeldes aseguran que el vicepresidente sirio está "en un lugar muy seguro en Siria"