La mitad de la población de Haití no tiene acceso al agua potable