El pluralismo y la vitalidad democrática, base en el primer discurso de Macron