Dos periodistas permanecerán en prisión en Birmania por violar secretos de Estado