Un oso de peluche y su nuevo mejor amigo, la última sensación en internet