Se lleva el susto de su vida y era su pedida de mano