Los pasajeros del Costa Allegra, por fin en tierra