El papa dice adiós por el "bien de la iglesia"