Un vídeo muestra la brutal paliza a un niño de ocho años que se suicidó dos días después