Casi 200 países se comprometen en Ruanda a reducir el nivel de gases refrigerantes