Con 13 años, sus padres la entregaron como 'suicida' a Boko Haram