Los opositores de Mursi vuelven a tomar la plaza Tahrir