El nacimiento de su hijo salvó de la muerte al solista principal del coro del Ejército Rojo