El regalo de una muñeca hinchable a un ministro de Chile desata la polémica