Los mexicanos, más unidos que nunca en medio del caos y la destrucción