Medio millón de muertos y 11 millones de desplazados después, sin solución en Siria