El médico abusador se derrumba antes sus víctimas