Maduro muestra su poder militar frente a EEUU y posibles nuevos desertores