Los activistas de Greenpeace que irrumpieron en la Cumbre de Copenhague no irán a prisión