Bebe tequila hasta morir por 600 euros