Un joven de 17 años ve un rato la TV y se da una ducha tras matar a su madre