Crece el temor en Vietnam porque continúa la lluvia y las casas están inundadas