Ve en el móvil el incendio de su propia casa en la catástrofe de Fort McMurray