La historia de la niña echada de un local por las heridas de su cara ¿una mentira?