Un león y un oso, los únicos supervivientes del zoo de Mosul