El funeral de Mandela fue traducido al lenguaje de signos por un falso intérprete