Hollande declara el estado de emergencia y el cierre de fronteras de toda Francia