Se enteran por Facebook de que su hijo se ha disparado jugando a la ruleta rusa