Pánico en San Francisco por una impresionante llamarada de varios metros de altura en plena calle