La explosión en la Torre de Pemex se debió a una acumulación de gas