Los duques de Cambridge, primer viaje oficial con su bebé