El dramático pasado del entrenador y ex monje budista de la cueva tailandesa