Dos años después del tiroteo masivo de Florida, se han producido 700 más