El 'dentista de los horrores' se enfrenta a diez años de cárcel