Una corredora graba la segunda de las explosiones de la Maratón de Boston