El avión del Chapecoense tenía poco combustible y demasiado peso