Se lleva por delante la cola de otro avión y los pasajeros piensan que es una bomba