Un adolescente pierde la vista por los disparos de perdigones de la policía en Venezuela