El Gobierno de Maduro prohíbe las manifestaciones para el "normal desarrollo del proceso"