Un coche atraviesa la ventana de un restaurante en Shangái