El Dáesh asume la autoría del atentado en Bagdad que deja cuatro muertos