El pánico provoca una estampida en la Plaza de la República