Los terroristas de París mantuvieron contacto con miembros de Estado Islámico en Siria