Una araña mecánica gigante y un minotauro robótico invaden las calles de Toulouse