Trump y Putin, un encuentro sin grandes expectativas