Toda la fuerza destructiva del huracán Irma llega a Florida tras devastar el Caribe